Actualización legislativa de septiembre

El Pueblo continúa su labor legislativa de abogacía en la Asamblea General en las semanas posteriores al cierre del 30 de junio, principalmente cuando la legislatura regresó a Raleigh el 3 de agosto a las 10 am para redibujar mapas legislativos como lo requieren las cortes federales.

La tarea principal de la Asamblea General es rediseñar los nuevos distritos legislativos, pero tambien puede considerar otras leyes no resueltas mientras esté en sesion en Raleigh. El Pueblo está protegiéndose de cualquier maniobra legislativa que pueda permitir que la legislación estancada durante la larga sesión sea escuchada en la sesión especial.

"Estamos muy orgullosxs de la defensa que El Pueblo coordinó con aliadxs comunitarixs en la Asamblea General en esta última sesión", dijo Angeline Echeverría, directora ejecutiva de El Pueblo. "Nuestra comunidad fue atacada en ambas cámaras y tuvimos éxito en la derrota de proyectos de ley en comités o por los embotellamientos en los comités".

Echeverría dijo que el único proyecto de ley negativo que llegó al escritorio del gobernador Roy Cooper en la sesión legislativa fue un proyecto de ley agrícola que incluyó una disposición de última hora para prohibir al Comité de Organización Laboral de los Trabajadores Agrícolas (FLOC, por sus siglas en inglés) que recolecte las cuotas de sus miembros, una propuesta de ley que posiblemente sea retada en la corte. El Pueblo se reunirá con el personal encargado de la política del gobernador Cooper en septiembre para discutir la legislación pendiente en la Asamblea General y la decisión del gobernador defirmar la propuesta de ley de trabajadores agrícolas en ley durante su primer término.

En otras noticias, El Pueblo está anticipando el lanzamiento de nuevos mapas legislativos, lo que probablemente cambiará la composición política en la Cámara y el Senado. Una copia del borrador de dichos mapas por un panel legislativo ya ha dado paso a la renuncia del senador Chad Barefoot, un republicano del condado de Franklin.

Una evaluación temprana de los mapas concluye que la Cámara es la cámara sujeta a la mayoría de los cambios. Algunxs observadores políticos predicen que lxs republicanxs probablemente ganarán 61 puestos en las elecciones del 2018 y los demócratas ganarán los otros 59.

Un margen de dos votos en la Cámara obligará a lxs republicanxs y demócratas a trabajar juntos para aprobar legislación, algo que normalmente resulta en una formulación de políticas y presupuestos más moderados. La Cámara de Representantes tieneactualmente una mayoría republicana de 75-45. El Senado está controlado por 36 republicanxs y tiene 14 demócratas. La mayoría del Senado se espera que se reduzca a 31 republicanxs.

© 2017 El Pueblo, Inc.
Created by Richir Outreach